Etiquetas

, , , ,

El otro día estuve viendo la película “In time”, (si, ya se, es un poco viejilla, del 2011… pero…no la había visto todavía y un domingo a la tarde tiradilla en el sofá…) En cualquier caso, no voy a entrar en el debate de si la película es buena o no, de si el argumento merece la pena, de si Justin Timberlake hace o no, un buen papel… Para eso hay infinidad de blogs de cine, con gente más o menos experta, o mas o menos ducha en la materia, que se dedican a esto, a ver todas y cada una de las películas que van saliendo para poder compararlas… De hecho tengo un amigo que tiene un foro de estos, así que si os gusta el cine, no dudéis en pasaros por aqui.

in-time-11
Yo de lo que quiero hablar es de una de las cosas en las que se basa la película y que me llamó la atención, el tiempo, el tener, o no tener tiempo… En la pelicula, es más como una moneda de cambio, no tengo tiempo para tomarme una cerveza,.. pero lo curioso es que en la vida real ocurre lo mismo, que a veces no tenemos ni tiempo para eso, para tomarnos una cerveza.

coronitas al sol

No somos conscientes del ritmo acelerado en el que vivimos hasta que nos paramos, hasta que disfrutamos de un rato en un banco o una terracita a comer de un helado, o en un rincón mirando al mar, o simplemente te paras, te alejas de las tecnologías (a veces algo tan difícil, ja ja ja, sobre todo en mi mundo…), escuchas el silencio, o la infinidad de ideas revoloteando en la cabeza, y repito, ideas!!
Simplemente no hacer nada, …parece tan absurdo… Parece impensable dedicar un minuto a no hacer nada, es como una perdida de tiempo, pero yo creo que enriquece, que libera la mente, que ayuda a coger perspectiva, a ordenar las ideas, creo que es algo totalmente necesario. De hecho cuando estoy atorada en el trabajo, levantarme, aunque solo sea a llenar la botella de agua, me ayuda, me da una solución, o una nueva forma de buscarla, o simplemente me da aire para continuar…

Curioso, una frase que me dijeron el otro día. Estaba yo tan saturada que dije… “estoy que no respiro..” Tranquila mujer, que hay aire para todos… Que frase tan sencilla, pero que adecuada…parate y respira…

cerezo
Por eso mi propuesta para hoy, y para cada uno de los días en los que te ahogas, o simplemente porque si, que a veces no hay porque tener excusas para todo…, es que os toméis ese tiempo para… para lo que sea…  Pero pararos a escuchar el silencio… Es tan reparador…
Sentada en un lugar tranquilo que tenga buenas vistas, con unos rayos de sol en la espalda y comiendo un helado de vainilla y yogur… sentir como se detiene el tiempo, como el mundo parece que deja de girar, como deja de moverse bajo mis pies…

mirada a las olas

Este es mi momento, sólo uno de tantos, podría haber dicho que sentada en la arena mirando al mar y escuchando las olas, o en el monte mirando al horizonte con el sonido de los arboles… pero he seleccionado este, el que disfruté el otro día.
¿Y tú? ¿cual es ese momento especial que hace parar tu reloj?, y ¿Como vivirías tu vida, si al igual que en la película, al comienzo de cada día solo te quedaran 24h?

¡Feliz madrugon!

Anuncios