“Quien me pone la pierna encima para que no levante cabeza”.

Quien no conoce o ha dicho alguna vez esta frase de aquel novedoso programa de televisión, en aquella época claro, ahora tenemos realities en todas las cadenas. Y de todos los tipos, en la casa, en la selva, en la granja, y podría seguir pero… me voy por la ramas y yo, ¡¡he venido a hablar de mi libro!!! jaja.
Anoche mientras intentaba conciliar el sueño, me puse a pensar en mis metas, en mis objetivos o mis deseos. Al final muchos van de la mano, pero otros solo existen en mi imaginación y suponen un gran reto. De hay mi expresión tengo muchos pájaros en la cabeza.

La cosa está en que creo que muchas veces somos nosotros mismos los que nos ponemos trabas para no avanzar. Bien porque no nos creemos demasiados buenos, o porque hay gente mejor, porque ya hay alguien que lo hace… hay infinidad de motivos que nos podemos poner como freno, por eso supongo que me gusta tanto ese anuncio de televisión del primer saltador de altura que lo hizo del revés: Dick Fosbury. El coraje, la valentía y la fuerza para hacer algo totalmente innovador… La conclusión es muy sencilla, hay que lanzarse, hay que intentarlo…

Siempre he creído que es mejor probar a hacer las cosas, y que sea lo que tenga que ser, si va mal… Pues oye, lo intente pero no viviré siempre con el rucu-rucu de que hubiera pasado si… Pero ¿y si va bien? pues mira tú que bien, ¿no? Lo que pasa es, que al final, “consejos vendo pero para mi no tengo”. o_O
También tengo otra máxima y es que no te arrepientas nunca de lo que hagas… He podido actuar en determinadas situaciones de una forma en la que, a día de hoy, igual no lo haría, tomar decisiones con las que hoy no estoy muy satisfecha pero soy consciente de porqué lo hice, y si me equivoqué o no, es cosa mia, lo cierto es que aprendí por el camino.
… Me conozco toda la teoría, pero soy cobarde y me faltan las agallas… ¿Agallas? Ni que fuera un pez…, pues a veces, me gustaría ser un pez….

pez

¡Feliz martes!

Anuncios