Llevaba ya bastante tiempo detrás de una cazadora de piel o similar, muuuuuuuuucho tiempo, mirando por todas partes, pero nada, la que me gustaba no me sentaba bien,  o no me convencia el material, el color o el precio. En este sentido tenia muy claro que las rebajas podían ayudarme a hacerme con una, pero que va, ni con esas. Tampoco es que me haya vuelto loca buscando por todas las tiendas que conozco, pero si por la red.
Y claro, en una de esas búsquedas, acabé en zara, y vi un par de cazadoras que a priori podrían estar bien, así que ‘aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid‘… Me pase por una de las tiendas y he de decir que me sorprendió muchísimo el resultado, me acabé comprando una. Y estoy la mar de contenta, me gusta el tacto, el color,  los cuellos, los bolsillos, lo calentita que es… en fin, 🙂 .

Todavía no he podido hacerme ninguna foto oficial, ¿os he dicho que me la compré el lunes? jajaja, pero por si os animáis, aquí os la dejo…

cazadora

Y como parece que estaba desatada…. y no hay dos sin tres… jajaja, aproveche la coyuntura y acabé en una zapatería, os podeis imaginar como acaba esta frase, ¿verdad? jaja, me hice con uno botines en color camel muy chulos, jaja, pero eso ya, la siguiente vez ;p.

Así que, si andas detrás de una cazadora, unos botines, un abrigo o un correquetecagas, mi consejo es que esperes, y que busques y que pruebes, y en el momento más inesperado lo encontraras y sabrás que has acertado. Una de las cosas que menos me gusta de las rebajas es esa frase de “es que por ese precio”… si no es lo que buscas, no caigas, ya habrá más momentos u oportunidades, yo esta vez, he encontrado la mía, de nueva temporada, jajaja. Y tú, ¿has picado algo estas rebajas? ¿Te has precipitado alguna vez ? y ¿acertaste o fue un fallo? ¿Sabéis de lo que hablo?

¡Feliz jueves!

Anuncios