Entiendo que se supone que es algo necesario, ¿por ahorro de energía? ¿Por adecuarnos a los europeos? ¿Por tocar las narices?? Quien no ha tenido la mala suerte en algún momento de su vida de llegar tarde por este motivo, o demasiado pronto cuando es a la inversa, ojo. Que así de repente te cambien porque si, la hora es una putada (perdón horario infantil e igual me leen niños jajaja, menuda guasa), que a mi menos mal que mi ama me sigue avisando sino… bueno eso y los móviles, que por suerte a día de hoy ya se levantan con la hora buena. Y eso sin contar cuando todavía era joven y andaba de fiesta que ya no sabias ni que hora era, que preguntabas...”¿y que hora es?, las 2:30h ¿de hoy o de ayer??, De hoy que es sábado ya, pero.. ¿cambiada o no?“, madre mia. Lo dicho un engorro, y los niños pequeños, que yo no tengo, pero ya me cuentan mi compañeros, le he cambiado la hora de la toma, o se ha levantado a no se que hora, en fin… A mi es que suena el despertador y lo tiraría por la ventana, claro acostumbrada a acostarme a las 11 de la noche ( antiguas 10) pos como que no, que a esa hora todavía está saliendo casimiro ( sabéis quien es verdad?), vamos que la cosa al final se dilata y acabo casi trasnochando. Así que, que yo sigo en mis trece y no le veo ninguna ventaja, que haberlas habrá, pero a mi que me abran los ojos, y lo digo literal porque ni la ducha ni el café han conseguido todavía sacarme de mi letargo. Mientras me acostumbro de nuevo a los madrugones, unos seis meses que tardo oye, pa’ reenganchar con el siguiente cambio jaja, aquí dejo una pequeña muestra de humor que a primera hora a mi, me anima.

despertador

¡Feliz martes!

Anuncios