Hay momentos en la vida que hay que recapitular, recapacitar y bajarse del tren. Decidir que es lo que uno quiere y/o necesita. Podríamos decir que todo se reduce a estas cuatros opciones: conformarse, luchar, saltar o rendirse.

Solo hay que pararse a pensar y ser como el cerdito Babe, valiente. No sirve esconderse  detrás de la puerta o meterse en una caja. Hay que arriesgarse, ya sea a lo loco, saltando al vacío sin preocuparte siquiera de lo que hay debajo, o luchando con todas tus fuerzas por aquello en lo que crees. En ambos casos estas ahuyentando a los fantasmas para poder descubrir lo nuevo que hay por venir.

saltar

¿Y si te rindes?, ¿y si ya no puedes más? Hay que ser muy valiente para reconocerlo y no creo que sea malo, es importante asumir que ya no puedes más, que lo has dado todo pero que no puedes seguir tirando de ese tren. Si no te quedan energías suficientes, lo mejor es bajarse en la estación y subir al siguiente tren con nuevo destino…

Quizás prefieras conformarte, creo que esta es la opción que menos me gusta, la que menos va conmigo. Si eres de las que prefiere confirmarse, si optas por esto, habrá significado que has recapitulado y estas dispuest@ a asumir las consecuencias de esta decisión. Es importante que no lo hagas sin más, que sopeses todo y valores las opciones pero en ningún caso, lo hagas por dejarte llevar…

Sea cual sea lo que hagas, lo importante es que decidas por ti mism@, y tomes las riendas de tu vida, huye del miedo, escapa corriendo, porque nunca sabes lo que te puedes encontrar al otro lado…

fraseFotos Pinterest

¡Feliz martes!

 

Anuncios