En esta vorágine de vida que llevamos, en la que parece que vamos en una montaña rusa, que unas veces estamos abajo y otras tantas subimos a la cresta de ola, es importante hacer un stop en el camino para recapitular. Para meditar sobre ti y sobre lo que esperas, para valorar si con lo que haces eres feliz. ¿¿Que mejor momento que unas vacaciones para meditar sobre ello???

Pues aquí estoy en Cerdeña, desde el domingo y hasta el domingo, una semana para relajarme y como reza un anuncio…  ¿Qué pasa si empiezas a tomarte la vida de otra manera?

Mientras pienso en ello, en empezar a tomarme la vida de otra manera, aquí estoy disfrutando de otra de mis aficiones, la fotografía. Y aunque ya os enseñare alguna de las fotos que haga de este lugar, hay veces que no es posible transmitir con una instantánea la majestuosidad del lugar, ya que a la vista, se une el resto de sensaciones. Todos los sentidos intervienen, el oído, donde el sonido del lugar, el ruido de las olas chocando y los pájaros aportan. Donde el olor a salitre, y la sensación de amanecer hacen de este lugar, un lugar genial para olvidarte de todo, descansar, meditar y recapitular.

vacaciones-verano-desconectarPara saber algo más de la viñeta gráfica, pincha en la imagen.

Seguro que habéis estado en algún rincón así, ¿Qué sitio os ha ayudado a desconectar?, ¿Qué hacéis vosotr@s cuando necesitáis evadiros? ¿Cómo encontráis vuestro equilibrio?

¡Feliz martes!

 

Anuncios