Etiquetas

, ,

Los que me conocéis sabéis que me gusta mucho la fotografía, es otro de mis hobbies. Así que cuando mi cuñada nos pidió que hiciéramos unas fotitos a los peques, mis sobrinos (guapísimos por cierto), estuvimos totalmente encantadas. Era un momento para poder disfrutar de la compañía de los más pequeños, de sus ganas infinitas de jugar, de su inocencia y su cariño. No me di cuenta del reto hasta que supe,… Ah por cierto son para la postal navideña, ¡¡omg!! Los dos vestiditos de aldeanos, para comérselos, el árbol puesto a contra luz y el más peque, con sólo 4 meses que es todo un santo, se puso un poquito peleón y salió llorando en todas las fotos. Os podéis imaginar, toooooodo un desastre.

Por suerte, para hacer esto, hay profesionales que se encargan de ello, y muchos, pero en este caso os quiero hablar de la encantadora encargada de petalaos porque a pesar de lo pequeños que son, pudiste conseguir capturar unas imágenes increíbles de los peques, y para muestra un botón.

psotal sin-titulo-3Si queréis ver más fotos, podéis pasaros por su web y así además conocer un poco más a Pétala, la encargada del estudio. Paciencia infinita para ella y muchas gracias por ese reportaje tan bonito que has hecho.

¡Feliz miercoles!

Anuncios