Han pasado tres meses desde la última vez que estuve aquí, y en ese tiempo han pasado demasiadas cosas.

Llevo ya algún tiempo con la idea en la cabeza, y creo que ha llegado el momento de sacarlo al exterior. Han pasado algo así como 4 años desde la primera entrada, desde aquella vez que me lancé por primera vez, mi hola mundo. Cuatro años que han pasado volando y cuatro años en los que he ido compartiendo pildoritas de mi, de mis idas y venidas, de mis divagaciones, de mi forma de ver la moda, y en ocasiones me he abierto en canal para mostraros tal cual soy. He disfrutado de cada entrada que he escrito y me ha encantado cada comentario que os habéis atrevido a escribir, gracias.

Empecé por inquietud, curiosidad, quizás necesidad, era mi hobbie decía, pero algo ha cambiado, supongo que yo he cambiado. He demostrado mi constancia, mi perseverancia, mi imaginación y mi creatividad, entre otras cosas pero por algún extraño motivo, ahora no lo echo en falta.
Que conste que no es por falta de ideas, podría de nuevo retomar el blog y extenderme que no veas. Os podría hablar de la increíble idea de una despedida de soltera en una beauty sesión (están empezando a estar de moda y es todo un acierto).

O del periplo de encontrar el vestido de ‘hermana de la novia’ perfecto (y sus complementos que me ha costado más). Contaros el original regalo que se nos ocurrió hacerle o algún detalle más como el photocall, con el que conseguimos hacer a la gente volar, metafóricamente hablando…

Podríamos también, analizar juntas las nuevas tendencias que nos deparará la primavera que algunas me mega-horrorizan, cómo parece que ahora todo vale, y cómo se han roto todas las reglas preestablecidas, ya no se lleva eso de ‘el menos es más’, jajaja.

Como veis, temas hay… pero ahora mismo y sintiéndolo mucho, creo que no doy para más. No valen excusas, podría decir que es por la carga de trabajo (y oye, me agota), podría decir qué he estado muy centrada en otras cosas y necesito descanso, que también es cierto. Podría, pero si bien es cierto que me he acordado en alguna que otra ocasión del blog y de lo abandonado que lo tenía, también es cierto que no he sentido la necesidad de abrir una nota y comenzar a escribir. ¿Con todo esto que quiero decir?, que de momento aquí se queda la cosa, no sé si un hasta luego o un para siempre, lo mismo en dos días le cojo un mono terrible y vuelvo, total es mi rincón. Pero ahora mismo el cuerpo no me lo pide, no me pide seguir al pie del cañón.

Muchas gracias a los que cada día habéis estado siguiéndome, leyéndome y comentándome. Ha sido un placer teneros al otro lado. Gracias.

Antes de terminar, quería darle las gracias a esa persona que ha estado detrás de la cámara, a quien de forma totalmente desinteresada y con una paciencia infinita, ha sabido sacar siempre mi mejor cara, Jon eres un crack, muchas gracias por hacer esto posible. Ya sabéis que podéis seguirle en su flickr.

Gracias también a mi persona especial, por su paciencia, por querer siempre ayudarme, por aguantarme y estar ahí cada día y porque pasase lo que pasase, siempre me ha animado a continuar.

Solamente me queda deciros que en cierto modo, servidora os echará de menos. No me puedo despedir sin desearos que disfrutéis de la vida, de cada momento, que no se os escape el tiempo entre las manos y que seáis dueños de vuestros sueños.

¡Que seáis felices!

 

Anuncios